La salud empieza en la familia

Para sentirnos bien con lo que hacemos en el día a día, y enfrentarnos a nuevos retos es importante contar con una familia sana, ya sea familia de origen, familia propia, pareja o cualquier otro grupo de referencia que consideremos nuestra familia.

En la relación con los demás es inevitable que surjan tensiones, pero podemos aprender a gestionar las emociones y actuar de manera apropiada y conveniente antes las complicaciones que se nos vayan presentando. 

De esta manera, actuando acorde a nuestra forma de pensar en vez de reaccionar de manera impulsiva, controlamos la ansiedad que producen estas situaciones y no permitimos que nos afecten a nuestra salud mental ni reproductiva. 

Y sorprendentemente, cuando una persona cambia algo en su comportamiento, el entorno también cambia. Aunque una sola persona del núcleo familiar acuda a terapia, los cambios se observan más allá de ella misma. 

No solo la terapia produce ese “darse cuenta” o “cambio de chip”, a veces esos cambios vienen después de una enfermedad, de un accidente, tras un retiro espiritual o religioso, con la practica habitual de yoga y meditación, o mediante otras muchas situaciones.

Es importante que busques tu manera, y que seas flexible y tengas la mente abierta. Si la primera búsqueda no te funciona, prueba con otra cosa y después otra! Hasta que encuentres lo que mejor te funciona. No dudes en pedir ayuda si necesitas acompañamiento u orientación, si no encuentras más opciones, porqué siempre hay alguna más.

Además, en los primeros meses de vida de un bebe, es muy importante como afrontan los padres las situaciones difíciles, con qué actitudes y qué estado de ánimo. De esto dependerá en gran medida el temperamento del bebé y también su estilo de afrontamiento y manera de estar en el mundo según vaya creciendo. Las tensiones pasan de la mamá al bebé como si este pequeño fuese una esponja que absorbe todo, lo bueno y lo regular… Esto se puede manifestar después en problemas de sueño, un apego inseguro u otras dificultades. Casi todo tiene solución en esta vida. Y si estás buscando un bebé, ¿¿por qué no aprovechar el tiempo que tarde en llegar para poner a punto su futuro hogar?? ¡Ya sabes! papis sanos, bebés felices

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba